En todo el país: Córdoba
03/12/2009
5 años de Cupo en medicina. 5 años de exclusión y negociados Nada para festejar...
 
 
Con el tiempo se ha demostrado que el cupo en medicina y los fundamentos que lo sostienen están cada vez más obsoletos. Comunicado Sur Cordoba
El cupo en la facultad de medicina de Córdoba se impuso a partir de los requerimientos de la Coneau (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) en complicidad con el decano de la facultad en ese momento Willington. Estos requerimientos se enmarcan en las disposiciones de la Ley de Educación Superior sancionada en la época del menemismo. Esta posee como característica fundamental concebir a la educación como un servicio (un gasto para el estado) y no como un derecho, de la misma manera lo pensaba con la salud.

Lo cierto es que en estos años el cupo y el actual plan de estudio no resolvieron nada. Lo primero a señalar es que la partida presupuestaria a crecido en los últimos años y eso no se ha visto reflejado en mejores condiciones de cursado, ni de equipamiento, mucho menos en el mejoramiento y refuncionalización de los hospitales – clínicas, donde esta todo ese dinero?. Ha sido todo un gran verso de aquella época, que al igual que las ideas del neoliberalismo, están sobradamente comprobado, solo nos han traído exclusión y beneficios para los poderosos en desmedro de los que menos tienen y de nuestro país. Solo se han enriquecido las academias privadas.

Con estos argumentos se desploma la segunda mentira, la de la “excelencia académica”. Con una facultad desmantelada y sin los suficientes instrumentos, donde materias que antes eran anuales y las cuales requieren una gran dedicación, ahora se las vean en 5 o 7 clases, sin oportunidad de profundizar.

A esto hay que sumarle la aberración de la afirmación de quienes impusieron el cupo diciendo: “sobran médicos”. Para nada estamos de acuerdo, si el sistema de salud esta colapsado no es porque haya que pagar muchos sueldos, sino por el vaciamiento sufrido en épocas anteriores hasta la actualidad. En el caso de esta provincia de la mano del gobernador de la Sota y al día de hoy por el gob. Schiaretti, ambos cómplices de las políticas Menemistas de privatización. Así un derecho fundamental como el de la salud queda en mano de las empresas prepagas y sus negocios. Es así que si uno recorre el interior de nuestra provincia y los centros de salud de la ciudad misma, fácilmente se da cuenta que no solo faltan médicos, sino también, mas presupuesto para salud, tal vez nuestro gobernador podría pensarlo un poco mas antes de subsidiar tantas empresas poderosas.

Por último. La única “selección natural”, otro argumento esgrimido por aquella gestión, fue la del bolsillo. Ya que hoy solo tienen mas posibilidades de ingresar a la carrera de medicina quienes tienen posibilidades de pagar una academia privada. Esta forma de marginación no hace otra cosa que promover la imposibilidad de que ingresen los sectores económicamente menos favorecidos, negando un derecho que le corresponde a todo ser humano. Es una piedra más en el camino, un camino ya de por si lleno de complicaciones. Esto hace que “la educación publica” sea solo un discurso. Solo es necesario usar el sentido común para darse cuenta que estas acciones solo corresponden a negocios particulares.

Desde nuestro movimiento creemos que la educación es un pilar importantísimo en el desarrollo de cualquier país. Es el momento para repensar una ley y un sistema que incluya, que sirva para el desarrollo de nuestra patria. Es el momento de que no haya mas cupo, los argumentos sobran.

Gastón Vega – Consejero Estudiantil – Movimiento SUR - Regional Córdoba
Notas Relacionadas con Comunicados